Volver Chat Noticias Regístrate HaiMail
 


29 de octubre de 1949 es la fecha de la muerte, en una localidad cercana a París, de Georges Ivanovitch Gurdjieff, el enigmático filósofo y místico que creó un influyente movimiento de características religiosas.

Su verdadero nombre era George Georgiades y nació en Armenia posiblemente en 1866. Poco se sabe de sus primeros años, salvo que inició estudios de medicina y sacerdocio que después abandonó. Era muy joven cuando comenzó un largo viaje que lo llevó al norte de África, Medio Oriente, la India, y Asia central, llegando a monasterios inaccesibles y a escuelas secretas donde aprendió antiguas tradiciones desconocidas para occidente. Se presume que durante los 10 años que duró su viaje, Gurdiejff fue el principal agente de informaciones ruso en el Tíbet, y llegó a ser preceptor del Dalai Lama. También sirvió posteriormente como agente de Francia. Hacia 1914 se instaló en Moscú, donde comenzó a enseñar un sistema filosófico que incluía ejercicios físicos rituales y danzas acompañadas por música que él mismo había creado. Su sistema de ideas sostenía que el ser humano común vive en una especie de sueño del que sólo puede despertar a través de un duro trabajo que lo lleve a la verdadera conciencia. En 1919, abrió en la ciudad rusa de Tiflis el Instituto para el Desarrollo Armonioso del Hombre, que comenzó a atraer el interés de intelectuales y prestigiosos personajes, muchos de los cuales se convirtieron en sus discípulos. Más tarde abrió otros institutos del mismo carácter en Constantinopla, Berlín y Londres y, en 1922, se estableció en París. Dos años después viajó a los Estados Unidos, donde organizó una filial que encontró innumerables seguidores, entre ellos, el famoso arquitecto Frank Lloyd Wright, los escritores Aldoux Huxley y René Barjavel, y científicos, actores y periodistas de primer nivel. La carismática personalidad de Gurdjieff manifestó su poder más allá de la muerte.

 

 

Volver